Tras una larga reunión con varios de los abonados de las sillas, nuestro compañero Javier Serrato ha conseguido unas declaraciones en exclusiva a Onda Corazón Radio, sobre la situación que están viviendo muchos de los afectados, que aun no saben si se les devolverá o no su dinero. Un tema del que, como sabemos, tanto el Ayuntamiento de Sevilla se ha desentendido completamente, a pesar de ofrecer suelo público como cada año al Consejo de Cofradías de Sevilla.

Mañana será el día en el que por fin se reúna el Consejo de Hermandades de Sevilla con los hermanos mayores. También será cuando, por fin, sabremos su decisión final. Sin embargo, mientras esto ocurre hemos tenido la oportunidad de hablar con algunos de los afectados, de quienes no daremos nombres para proteger su intimidad. Lo que si tienen claro es que piensan defender sus derechos y que les devuelven su dinero. «Nosotros hemos pagado un abono y no hemos tenido nada, absolutamente nada» Es por ello, que tienen pensado constituirse, próximamente, en una asociación. Aunque eso sí, no lo hacen para «meterle el dedo en el ojo al Consejo, no». A ellos les da igual si el consejo hace públicas sus cuentas o no. Es algo que no les afecta. «Lo único que a nosotros nos afecta es que hay alguien que nos tiene que defender»

Y como ni Ayuntamiento, ni arzobispado ni el propio Consejo (salvo por algunas hermandades) se han pronunciado ni mostrado su voluntad de devolver el dinero. Es por ello, que los propios abonados se están juntando para reclamar, el dinero que les pertenece, «para defender que nos devuelvan nuestro dinero». Se trata de un grupo que empezó con unos pocos apoyos y que ahora suman miles de voces que buscan que las cosas cambien y se les empiece a tener en cuenta.

El bar La Pinta, lugar donde se ha producido la entrevista con los afectados con Javier Serrato Director Gerente de El Diario Cofrade y Onda Corazón Radio . A continuación el audio y la entrevista en exclusiva .

Aunque se encuentran esperando la decisión de mañana, han tenido noticias de que «algunos hermanos mayores están pidiendo realizar en sobre cerrado la votación, con lo cual seguiremos con el oscurantismo, aunque después se termina siempre uno enterando a quién ha votado uno y a qué ha votado otro. A nosotros no nos interesa saber qué mete cada hermano mayor en un sobre. A nosotros lo único que nos interesa es que nos devuelvan el dinero«. Tampoco se atreven a aventurar qué es lo que sucederá mañana: «no sabemos la repercusión que puede llegar a tener» porque la iniciativa de reunirse los propios afectados para reclamar lo que es suyo está teniendo, cada día, mas repercusión.

Quizás el problema es que hay que mirar todo esto que está pasando con otros ojos, algo en lo que tanto nuestro director Javier Serrato como los afectados coinciden. Hay muchas personas mayores que cuentan con su propio abono que vienen heredando de generación en generación. Desconocemos la cifra real de todos aquellos que, siendo ya pensionistas, se encontrarán ayudando a unos hijos víctimas del ERTE al que han llegado muchos trabajadores por la crisis del coronavirus. «Un 60%-70% de los abonados realmente son personas mayores. Son personas que ya no pueden estar de pie, las cofradías cada día son más grandes, son muchas horas que hay que estar de pie… y al final los abonados tienen una edad avanzada». Unas personas que, según nos cuentan, estas personas han estado padeciendo poco a poco los problemas derivados de, precisamente, contar con su propia silla dentro de la carrera oficial, las cuáles, además de costar cada vez más, se le ha sumado el IVA: «es como un vaso que se va llenando» gota a gota, hasta que el tema del IVA y el de no mostrarse desde el principio con voluntad de devolver el dinero, como sí hicieron ciudades como Málaga, ha sido la gota que colma el vaso para que los afectados hayan decidido organizarse a luchar por sus derechos.

Lo que quieren, ni mas ni menos, es que les escuchen. Están seguros que, desde que comenzó todo esto, muchos abonados han ido al Consejo buscando solución a sus problemas, sin éxito. «No les han escuchado absolutamente nada». Eso lo sabe bien uno de los afectados, que afirma haber estado en el Consejo. «No me han echado ni cuenta», se queja. Por cosas como esta y, «sobre todo por las personas mayores», han mostrado la iniciativa de organizarse. Primero con la intención de que «devuelvan el dinero a todos los abonados». Después para que les escuchen, ya que se muestran cansados del poco o nulo trato que han recibido siempre por parte del Consejo: «no nos han escuchado, nos ha tratado con la punta del pie» a pesar de que, a veces, lo único que iban a pedir eran cosas tan simples como «un poco más de espacio en la silla o un poco más de seguridad en los pasillos para la prevención de accidentes». «Aquí solamente hasta ahora el abonado lo único que ha sido pagar, pagar y pagar» sin tener «derecho ni a hablar, solamente a callar». Por ello, cuando todo esto termine, tienen intención de dar el siguiente paso, que será crear la asociación de manera legal «con sus estatutos». Una asociación a la que podrá acceder cualquier abonado de las sillas para usar «esa fuerza en común y defender los derechos de todos»

Una de las cosas que no comprenden es por qué el arzobispo de Sevilla no se ha pronunciado todavía a favor de esos abonados, quienes no han contado con ningún apoyo más que el de Facua y ellos mismos. «El arzobispo de Sevilla es la máxima autoridad dentro del Consejo de Cofradías» Si ni siquiera él les ha defendido, ¿como no nos vamos a unir nosotros para defendernos?, reconoce. Creen que el propio arzobispo «es el primero que debería de decir mañana, antes de que entren a votar estos señores que el dinero hay que devolvérselo al abonado».

Tampoco entienden por qué el propio Consejo ha estado «llamando a las hermandades, como ha estado haciendo, para que se pusieran a publicar en sus redes sociales todas las acciones sociales» que han estado llevando a cabo. Algo que deja en evidencia la necesidad del propio Consejo de blanquear una imagen que, en el fondo, sabe que está siendo manchada por su propia actuación al no apoyar a los abonados desde el principio. «el Consejo no puede estar detrás de que las hermandades publiquen en sus redes sociales todas sus acciones sociales (…) ni tampoco tienen que «entrar en competiciones, mucho menos con Cáritas» para «ponerse medallitas«.

Pero la cuestión más preocupante, si cabe, es que «hay muchos abonados que necesitan el dinero. Pero no de ahora, hace ya varios meses. Hay abonados que tienen un ERTE, hay otros que incluso tienen ERE. Hay abonados que ahorran durante todo el año para poder pagar las sillas, ¿y ahora no les vas a dar su dinero?» Y eso sin contar con el sobresfuerzo que supone pagar el 21% de IVA para un servicio que no han recibido y del que el Consejo pretende que se considere como donación para evitar devolver el dinero. «En ningún momento piensan en el abonado» por lo que al final, «rebosa el vaso»

Son muchos aspectos a tener en cuenta. Primero, que la máxima autoridad, el arzobispado, no se ha pronunciado. Segundo, «el espacio que utilizan es del Ayuntamiento, hay unos proveedores que hay que pagar, hay unas obras en el Consejo que ha habido que hacer» y, en definitiva, una serie de situaciones que han ido sumando, todas «con oscurantismo, sin claridad. Paco Vélez me consta que sabía mucho de las cuentas del consejo», el mismo que en un principio abogaba por la «transparencia», a pesar de que «seguimos con el oscurantismo. No sabemos qué gana el Ayuntamiento, qué gana uno, qué dinero se queda para una cosa, qué dinero va para otra… No lo sabemos», reconocen.

                                                               LOS HOMBRES DE PACO

Eso sí, afirman que «ahora vamos a seguir pagando, vamos a tener nuestras sillas, pero también vamos a tener nuestros derechos como asociación». Una asociación con la que esperan que algunos asuntos se terminen arreglando, aunque saben que algunas de ellas terminen, seguramente, en un juzgado de lo civil. Tienen claro que, a partir de ahora, empezarán a defender los derechos de los más de 9.000 abonados de las sillas.

Y es que, en cierta medida, se sienten engañados, por lo que están «deseosos de que llegue mañana día 26 para ver lo que nuestros hermanos mayores y el Consejo deciden: si están a favor de la gente o están a favor seguir cogiendo el dinero que no es suyo«, algo que creen que ellos mismos saben, aunque lo puedan «enmascarar». Y es que, aunque les parece muy bien que «las hermandades hagan obras sociales», «la mayor obra social que puede hacer el Consejo ahora mismo es devolverle a mi mujer y a mi el dinero de nuestros abonos, que son 500€«, más aún teniendo en cuenta que ambos se encuentran «en un ERTE desde hace dos meses». Un dinero que les hace falta «para comer, o incluso llevarle comida a mi madre. Y a mi no me ha llamado ninguna de las hermandades a las que pertenezco para ver si necesito ayuda».

«ya está bien de publicar cosas en las redes sociales» y de «competir a ver quien da más botellas de leche» y devolver el dinero: «a los que nos hace falta el dinero es a nosotros, que lo estamos pasando mal también»

Y es que, para estos afectados, «3.9 millones de euros es mucho dinero para tenerlo en un banco o una entidad». Y eso sin contar con el IVA, que según los últimos datos con los que contamos, aún tienen en su poder a pesar de que el plazo para liquidarlo terminó el pasado día 20 de mayo. «Desde que yo pago el IVA, yo tengo un derecho y una obligación. Ya cambia todo. Ya no es una limosna». «El Consejo dispone de un espacio que es del Ayuntamiento. ¿Por qué no es el Ayuntamiento el que alquila las sillas» como hace con la Feria? que, de hecho, nos consta que ya ha devuelto el dinero por la cancelación. «Es exactamente lo mismo. El terreno es suyo.  ¿Por qué permite que haya un tercero, que es el Consejo que, se supone que no maneja dinero?»

En definitiva, aunque reconocen la importancia «de la decisión de mañana», estos afectados tienen claro que buscarán la forma de asociarse legalmente para que, a partir de ahora, las voces de los abonados se escuchen tanto como las del Consejo de hermandades

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies