Los estragos que ha dejado la pandemia -y que no se sabe hasta cuando durará- ha afectado a muchos sectores, entre ellos el cofrade. Así lo confirma José Antonio Fernández Cabrero, hermano mayor de la Macarena, quien afirma que la propia hermandad se ha resentido mucho.

Las cuotas, el cepillo… todo ello conlleva que los ingresos se hayan quedado en cero, pero que, sin embargo, los gastos sean los mismos o más. «Hemos aumentado las prestaciones en la asistencia social pero eso se hace captando recursos económicos; no viene de las cuotas» afirma Cabrero.

Al hermano mayor de la Macarena se le ha criticado por algunas de las gestiones llevadas a cabo, entre ellas, el cierre de a tienda de Hernando  Colón ante la falta de turismo:  «Las hermandades -asegura- han de ser gestionadas. Pensamos en el culto, la formación y en la caridad. Pero tenemos un presupuesto de 2.234.000 euros con 19 empleados. Si ahí no hay que emplear un discreto concepto de gestión empresarial, alguien está fuera de discurso».

La incertidumbre del futuro es igual de incierta para todos y en todos los ámbitos. Ejemplo de ello es la Semana Santa, ¿habrá o no? No se sabe si en 2021 habrá Madrugada, lo único claro es que en caso afirmativo, será diferente. De este modo, la propia hermandad ya está pensando en algunas de las medidas de seguridad. Así pues han pensado en limitar los nazarenos si se desbordan las papeletas.  «El hermano tiene derecho a participar en la estación de penitencia. Habrá que decir cuánto tiempo tengo, con cuántos puedo pasar. No se trata de inventar numerus clausus. Cuando tengas que tomar esa decisión tienes que asumir el riesgo. ¿Cuántos podemos? ¿2.500? Pues los primeros 2.500. Yo sí he pensado en esto».

La salida de los restos de Queipo de Llano se sigue manteniendo. Se trata de un traslado que debe decretarlo la Junta: «Esta ley es vaga y no obliga a la hermandad. Si hacen un reglamento y regula que los restos no pueden estar en espacio público o similar, tendrán que irse fuera. ¿Y eso quién lo paga?» pregunta el propio Hermano Mayor.

En referencia a la nueva letanía  «Madre de la Esperanza» se le escapa alguna sonrisa, sinónimo de satisfacción. Ante el movimiento electoral del anterior teniente Santiago Álvarez, Cabrero indica: «No me distraigo con las elecciones. Quienes se presenten tienen todo el derecho y es bueno para la hermandad. Sí les pediría que elijan el momento para no perturbar a los que gobiernan. Yo cuando anuncié que me presentaba fue cuando los zancos de la Virgen estaban en el suelo. Y ellos lo hacen un año antes…»

Los pasos de la cofradía preparados para la Estación de Penitencia ...

Por Estela Alba Hoyos

Periodista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies