Ha culminado la restauración de los cuatro evangelistas de paso de Ntro. Padre Jesús de las Penas, de manos del escultor imaginero y restaurador sevillano Fernando Aguado Hernández.

Las obras fueron creadas de la mano del escultor Rafael Barbero Medina, quien empleó madera de ciprés seco proveniente del cementerio en 1958, y presentadas a los hermanos de las Penas el 15 de enero de 1959 tras la finalización del Quinario en honor a Nuestro Padre Jesús de las Penas.

El proceso de intervención ha consistido en una restauración integral, siendo esta muy compleja a nivel estructural, ya que los ensambles se encontraban muy afectados. Las policromías se encontraban muy oscurecidas por depósitos de suciedad y pátinas añadidas en intervenciones anteriores, que han sido retiradas cuidadosamente para que las imágenes no perdieran ese sabor antiguo instaurado por Barbero.

En palabras de Fernando Aguado: “Se ha procedido a reintegrar las policromías y estofados, respetando las tonalidades y dibujos con absoluto respeto a los originales, utilizando para ello técnicas reversibles”.  Así mismo se han restaurado las piezas de sujeción al paso, protegiendo las partes inferiores donde asientan los Evangelistas que estaban a madera vista. Igualmente se han revisado los sistemas de sujeción de las aureolas y plumas de orfebrería en plata blanca realizados por el taller de Manuel Villareal Fernández en la época. Finalmente, los estofados han sido refrescados, siendo protegidas las reintegraciones con barnices a base de resinas críticas estables de primera calidad, controlando así los brillos de los mismos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies