A través de una carta, el arzobispo Juan José Asencio ha resaltado la importancia de marcar la casilla de la Iglesia en estos tiempos, así como «ayudar a la archidiócesis y a las parroquias, a través de suscripciones».

En ella, el arzobispo se muestra preocupado ante la situación tan triste que nos ha tocado vivir, y asegura que debido a ella, la economía de la Archidiócesis y de las parroquias se han visto muy afectadas.

Debido a esta situación se han tenido que parar o aplazar las obras de construcción que ya se habían iniciado o la restauración de templos. Las necesidades de las parroquias, así como las de Cáritas han aumentado con la gravedad de esta situación. Así, Asenjo pide «corresponsabilidad en el sostenimiento de la Iglesia».

En la carta, explica que «el ejercicio de la religión, por otra parte, es un bien para la sociedad, pues genera cohesión social, cultura, civismo y educación; favorece el desarrollo verdadero de las personas y de los pueblos y es fuente de valores como la solidaridad, la justicia, la paz y la convivencia.»

También recuerda que desde el lunes 11 de mayo, las parroquias están abiertas, eso sí con una serie de limitaciones. Agradece a Dios y a los sacerdotes que han estado cerca de los fieles en estos dos meses gracias a su creatividad y entusiasmo, y también a todas las personas que ayudan siempre a la Iglesia, y que una vez más pide su colaboración para hacer el bien y ayudar a los que tanto lo necesitan.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies