EN TORREBLANCA TODO QUEDÓ, AFORTUNADAMENTE, EN UN SUSTO.

Cuando la imagen del Inmaculado Corazón de María procesionaba por las calles de Torreblanca este pasado sábado y los vecinos del del barrio sevillano lanzaban los primero pétalos de flores sobre la bendita imagen, uno de los ciriales del paso impactó con una de las cadenetas de papel que adornaban el recorrido.

Al descolgarse la cadeneta incendiada por unos de sus extremos y ante la calle repleta de público que contemplaba la procesión, se vivieron momentos tensos, pero que afortunadamente no fue a mayores dada la rápida intervención de los miembros de la Junta de Gobierno y de la cuadrilla de costaleros.

Solventado este problema la procesión continuó con normalidad.

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *