Según recoge FACUA Sevilla en su web:

La asociación «ha denunciado al Consejo de Hermandades y Cofradías de la capital ante el Servicio de la Dirección General de Consumo de la Junta de Andalucía. Los usuarios no solo siguen sin recibir la devolución del importe de los abonos de las sillas y palcos de la carrera oficial, sino que el Consejo, que gestiona el servicio, ni siquiera ha aclarado si pretende reembolsarlo o quedarse con el dinero.»

«En esta nueva denuncia, la asociación insta a Consumo que depende de la Consejería de Salud y Familias, para que abra expediente sancionador al Consejo de Hermandades y Cofradías por infringir la Ley13/2003, de 17 de diciembre, de Defensa y Protección de los Consumidores y Usuarios de Andalucía.»

«Por otro lado, FACUA Sevilla ha puesto en marcha una plataforma de afectados para ayudarles a reclamar la devolución de su dinero. El Ayuntamiento de Sevilla sigue desentendiéndose de las peticiones de la organización para que inste al Consejo al reembolso del dinero.»

Referente a los espectáculos públicos, «FACUA Sevilla ha presentado un recurso de reposición contra la decisión que en solo seis días ha adoptado la Secretaria General de Interior y Espectáculos Públicos de la Junta por la que archiva la denuncia que le remitió el pasado 29 de abril.»

«El citado organismo, dependiente de la Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior argumenta en su resolución que «las procesiones de Semana Santa, así como las romerías o cualquier manifestación religiosa similar no se consideran ni un espectáculo público ni una actividad recreativa». Y por ello, entiende que estarían excluidas del ámbito de aplicación de la Ley 13/1999, de 15 de diciembre, de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de Andalucía.»

«En este sentido, la Ley 13/1999 entiende por espectáculo público «toda función o distracción que se ofrezca públicamente para la diversión o contemplación intelectual y que se dirija a atraer la atención de los espectadores». La celebración, por tanto, no puede quedar excluida del ámbito de aplicación de la citada normativa, ya que el arraigo que posee en el tejido y cultural actual trasciende el ejercicio en exclusiva de un derecho fundamental en el ámbito religioso.»

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies