LA EFEMÉRIDE

Del libro »El Sentir de un Barrio», por Antonio Vázquez Bayón.

Barrio de la Calzada (Sevilla), 31 de Octubre del 2019.

(…)Bajo las bóvedas y naves góticas, la Soberana esperaba tranquila con la sienes desnudas, con una serenidad que parecía esbozarse en sus labios una fina sonrisa ante lo a punto de ocurrir. Aquello que fuera tierno y a la vez lo colosal estaba concentrado en la hechura de Ella… no era día de riñas por la cavidad dentro de la Catedral, puesto que todo lo grandioso, había sido conseguido mediante lo cotidiano, lo popular.

A las »Ángelus» en punto, se inició la solenme Misa Pontifical de Coronación, esta vez como aquella jornada cuaresmal, presidida por Monseñor Carlos Amigo Vallejo, bajo dirección musical organista de Enrique Ayarra.

La perfección se respiraba en el ambiente, nada había más parecido a ello.

En su homilía, el Mitrado nos expresó con firmeza, que todo el barrio de la Calzada al igual que sus aledaños, se encontraba en el enclave catedralicio, o las hermanas con los ancianos, representados en una hermanita y un caballero que residía con ellas. Por ellas, decía… ellas son la corona imponente donde la presencia de Dios es vigente todos los días del año por el milagro cotidiano de una palabra que entendían muy bien, como es en si… la caridad.

No cesaba en elogiar a la Virgen, cubrirla entera de piropos bajo la maestría de su don de escritura y palabra como siempre lo tuvo en sus años por la villa sevillana.

Se presentó el trance aguardado, el minuto y el segundo ansiado por tantos y tantas… la hermana y el caballero de tercera edad, tomaron en sus manos la joya nacida de los cinceles y realizada por los talleres Marmolejo que pondría la cúspide sobre la cabeza de la Señora. Monseñor dictó las oraciones necesarias para bendecirla, acto seguido tomarla en sus manos y posteriormente acceder al retablo andante de su paso y colocar cuidadosamente sobre sus sienes la Corona.

La concurrencia, estalló en un colectivo aplauso que llenó las estancias y los exteriores donde todo era fusionado… el Gótico con el Renacimiento, el Renacimiento con el Neogótico, la arquitectura con la imaginería, la imaginería con la pintura.

La solemnidad acacecida, no estaba reñida con la magna ovación de los hermanos, fieles y devotos que asistimos siendo ya por derecho nuestro, historia viva para los anales de nuestra cofradía.

Se hizo verdad y realidad la luz tangible sobre las córneas… noticia vigente y única.

Fue así querido nieto… no cabía más gozo que aquél.

Hija de Sión,

llénate de dicha,

pues el Todopoderoso,

te hizo Pura y Limpia.

Se disiparon tinieblas,

todo es alegría y plenitud,

tu figura inviolable,

lo llenó inmerso de luz.

Esa luz resplandeciente,

entera de mimo y fervor,

colmado de Gloria,

por Gracia plena del Salvador.

El gozo va por doquier,

proclamando tu grandeza,

la misma que se recrea,

en tan insigne belleza.

Niña de Nazaret,

se cumplió el ritual,

San Gabriel lo aclama,

por la tierra y el mar.

Un altar por Cielo,

escolanía por ángeles,

los que no poseen alas,

mas llevan rudos costales.

Un prelado por Santa Trinidad,

Barrio por Jardín del Edén,

cirios por aquellos,

que siempre te fueron fiel.

Fiestas por tu honor,

celebran en el Palacio Real,

pues se dictó la profecía,

sobre tu única verdad.

Pues enjoyada fue tu cabeza,

prueba de amor sin fin,

convertida en lujosa presea,

colmada de oro de Ofir.

Y se lo digo a la Giralda,

para voltear sus campanas,

repicando una o mil veces,

las que hiciera falta.

Lo proclamo a los vientos,

que esparzan la noticia,

no hay temor a decirlo,

así lo oiga toda Sevilla.

Pues la Iglesia lo conmemora,

otra advocación de María,

ha sido condecorada,

bajo una nueva letanía.

Porque mi Madre y Señora,

la que quiero más que a nada,

se llamará por los siglos,

¡ENCARNACIÓN CORONADA!(…)

Sé el primero en comentar en «LA EFEMÉRIDE»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*