Para despedir y cerrar este nuevo curso, la hermandad de la Hiniesta organizó una función solemne, con motivo de su festividad litúrgica, que tuvo lugar en la iglesia de San Julián.

Durante la ceremonia, en el presbiterio del altar mayor de la parroquia de San Julián, y a los pies de la Hiniesta Gloriosa, ha permanecido la imagen y talla de Antonio Castillo Lastrucci.

Fernando García Álvarez-Rementería, párroco de San Julián, Santa Marina y director espiritual de la hermandad, ha presidido el acto. A pesar de las altas temperaturas, aún más si cabe en el interior del templo, la iglesia ha llenado el aforo permitido por la normativa establecida por el gobierno a causa del Covid.

Hasta finales del mes de agosto la hermandad permanecerá cerrada por el periodo estival. La vuelta al nuevo año comenzará a partir del mes de septiembre con el triduo en honor a la Hiniesta Gloriosa en la festividad de la Natividad de la Virgen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies