El pasado domingo fue el día  de la festividad de Santa Ana, abuela de Dios y madre de la Virgen María. La patrona de Dos Hermanas fue una más de las imágenes que esta pandemia ha dejado sin procesionar este año.

Santa Ana tiene una advocación muy arraigada a Triana desde hace más de 750 años, al igual que en Dos Hermanas, quien aprovecharon este día para hacer un recorrido en el interior de la parroquia de la Magdalena en procesión.

Así pues, en el interior del primer templo de esta localidad sevillana, se celebró la función principal de instituto de la patrona en la parroquia de Santa María Magdalena. La imagen de Santa Ana permaneció en su paso de palio de su tumbilla hasta que terminó la ceremonia. Al instante, se procedió a la bajada de la Virgen y a iniciar una procesión claustral por el interior de la iglesia.

Santa Ana recorrió en andas por cuatro personas las naves de la parroquia, visitando a todas las hermandades que allí residen. Un momento emotivo tras la suspensión de tantas procesiones, y que sin duda puso su culmen cuando la Virgen fue llevada hasta la puerta.

Por Estela Alba Hoyos

Periodista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies