LA SED Y LOS NEGRITOS PROTAGONISTAS EN LAS PORTADAS DEL CORPUS DE SEVILLA

Por Antonio Vázquez Bayón.

Un año más, la capital andaluza se prepara para vivir de una de las fechas más importantes no sólo en el calendario cofrade, sino como no podía ser menos en una de las citas indispensables de cualquier cristiano sevillano y en el mundo : la festividad del Cuerpo y la Sangre de Nuestro Señor.

Para ello, la ciudad comienza a engalanarse con sus mejores ropas para estar dispuesta a vivir una nueva mañana de Corpus (este año algo más calurosa por la tardanza de la Semana Santa), en este caso, empezando en la Plaza de San Francisco donde se montan las tradicionales Portadas para que su Divina Majestad y el cortejo que lo antecede puedan pasar con la mayor solemnidad posible.

Portada dedicada a la Hermandad de los Negritos.

En esta ocasión, encontramos una connotación de caracter extraordinario, puesto que ambas portadas serán diferentes y no iguales como se ha venido haciendo durante todos estos años y dedicadas a dos hermandades que celebran aniversarios dentro de sus nóminas. Por un lado, se halla la Hermandad de los Negritos, que si hace escasos días veíamos a la Virgen de los Ángeles coronada de forma pontificia a manos del Arzobispo de Sevilla y hermano mayor de la corporación del Jueves Santo Juan José Asenjo, y pasear por las calles del corazón neurálgico de la ciudad, en 2018 se conmemoraba el 625 aniversario fundacional de la cofradía, siendo una de las más antiguas fundadas dentro de la urbe sevillana. Por otro lado, encontramos la Hermandad de la Sed, que se encuentra inmersa en la celebración de las bodas de oro desde que se fundara en el barrio de Nervión, un año que culminará con la salida extraordinaria de su titular cristífero, el Santísimo Cristo de la Sed, por las calles de la feligresía.

Portada dedicada a la Hermandad de la Sed.

Durante estos días, se está procediendo al montaje de los citados elementos, quedando como una maravilla arquitectónica para el disfrute de las vísperas y la jornada en la cual, como reza el proverbio español, es uno de los »tres días al año que relucen más que el sol».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *