LA VIRGEN DE LA ESTRELLA CULMINÓ SUS CULTOS CON EL ROSARIO VESPERTINO

Por Antonio Vázquez Bayón.

Como cada año, a la llegada del mes de mayo, la Hermandad del Prendimiento de Huelva celebró solemnes cultos en honor a su titular mariana María Santísima de la Estrella. Una talla que a día de hoy no procesiona todavía en el Miércoles Santo onubense, pero se hayan a la espera de poder hacerlo pronto tras la presentación de varios de los enseres que albergará el futuro paso de palio de esta bellísima imagen de la bienaventurada Virgen María.

Del 9 al 11 de mayo, en la Iglesia del Carmen (sede canónica de la hermandad), se consagró solemne triduo. El último día, como ya es costumbre, la Virgen salió al encuentro de sus vecinos en el rezo del Santo Rosario vespertino, con un sencillo cortejo que la precedía (cruz parroquial acompañada de cirirales, estandarte corporativo acompañado de varas y ciriales antecediendo las andas de la Señora).

La Santísima Virgen para la ocasión, portada en una sencillas andas de damasco con dos puntos de luz y un pequeño centro de flores (rosas, liliums y crisantemos), vestía saya blanca confeccionada en los talleres de Clotilde Palas y realizada a raíz de los bordados del traje de luces del torero cordobés Juan de Dios de la Rosa, manto color crudo con brocados en oro y sobre la sienes, una corona de plata cedida para los cultos por la Hermandad Sacaramental de la localidad onubense de Lepe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *