Tras haber formado parte de un altar que recreaba al misterio de la Lanzada, la dolorosa regresó ayer a su altar

La Virgen de la Salud del Santo Ángel, de la hermandad de fieles del Cristo del Santo Ángel, volvió a recibir culto en su altar después de haber permanecido desde la pasada Cuaresma en el retablo mayor de la iglesia conventual, regentada por los carmelitas descalzos.

Formaba parte de un conjunto que recreaba el antiguo misterio de la hermandad de la Lanzada, en conmemoración del 425 aniversario de su fundación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies