HUELVA, A  10 DE MAYO DE 2020

El  presidente de la Hermandad Matriz de Almonte, Santiago Padilla, en su comparecencia en el que anunciaba, entre otras cosas, las normas que regirán  la reapertura de la Parroquia de la Asunción,  ha manifestado que «En estas circunstancias y con la información que tenemos, nada hace prever que la Santísima Virgen pueda moverse de Almonte hasta el año que viene».

Así pues, ha aplazado  para el mes de mayo de 2021 los hechos extraordinarios que  se iban a vivir  como la procesión por el pueblo o el traslado de la Virgen,  a expensas de que la situación de la pandemia a causa del covid-19 posibilite  reanudar  estas celebraciones.

Mientras tanto, la Hermandad Matriz, de acuerdo  con las autoridades civiles y eclesiásticas competentes  ha anunciado una serie de decisiones respecto a las medidas de seguridad que se han tomado para evitar aglomeraciones que podían provocar nuevos focos de contagio, teniendo en cuenta el tamaño de la iglesia y los inmumerables rocieros que se podrían acercar hasta la localidad onubense

Será el próximo 13 de mayo, festividad de la Virgen de Fátima, cuando la parroquia abra sus puertas

Se ha fijado un horario limitado, de 10 a 14 horas y de 17 a 19 horas. En las horas que la iglesia permanezca cerrada  se procederá a la limpieza y desinfección total del templo. Los sábados y los domingos permanecerá cerrada, al menos, hasta el segundo fin de semana de junio, aunque se dejará condicionado a cómo vaya avolucionando la pandemia

Por otra parte, el Presidente ha anunciado que todos los cultos seguirán celebrándose a puerta cerrada, «dada la capacidad insuficiente del templo y ante las restricciones obligatorias anunciadas por el Gobierno», medida  que se mantendrá hasta el segundo fin de semana de junio.

En cuanto a las visitas para poder contemplar a la Blanca Paloma, se realizarán en un circuito organizado que se desdoblará en dos al llegar al interior del templo, con entrada por la puerta principal y salida por las laterales, teniendo en cuenta que la adaptada para personas con movilidad reducida es la de la Epístola  y en la que, en todo caso,   se guardarán  las medidas de seguridad.

Las personas mayores,  tendrán prioridad en el recorrido que tiene salida por la puerta de la Epístola, así como las personas con movilidad reducida o que vayan acompañadas con niños en carritos.

Por otro lado, la Hermandad ha desaconsejado la visita de los grupos de riesgo frente al Covid-19,  y advierte que todos los asistentes deberán  acceder con mascarilla, aconsejando también  el uso de guantes y avisando de que «el eventual incumplimiento reiterado de las medidas de seguridad adoptadas será motivo para reconsiderar la apertura de la Parroquia, por motivos de seguridad de todos los almonteños y visitantes».

Por JAVIER SERRATO

Director gerente del grupo empresarial Brand Leader Comunicacion SLU.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies