Las hermandades de carácter sacramental están ocupadas en los preparativos para la celebración de su triduo eucarístico en la semana de la fiesta más antigua de Sevilla, el Corpus Christi. Algunas lo realizan en los días previos al jueves, el día grande que la ciudad continúa festejando, mientras que otras lo hacen de a jueves a domingo, la jornada actual de esta festividad.

La hermandad de San Isidoro, por su parte, ha culminado el triduo eucaristíco, que este año ha coincidido con el jubileo circular de las cuarenta horas. El Santísimo ha estado colocado sobre un ostensorio del siglo XVIII, realizado por Ramón Garay, enmarcado en un imponente manifestador de plata de ley de 1705 y completado el montaje el imponente retablo de Juan de Roelas que describe el tránsito de San Isidoro, encuadrado dentro del marco barroco de Felipe Fernández del Castillo. Este domingo, a la una de la tarde, tendrá lugar la solemne función y posterior procesión claustral por el interior de templo, sustituyendo a la procesión del Corpus por las calles de la feligresía.

La hermandad de la Candelaria también ha montado un imponente altar, el mismo que utilizó para el monumento del Jueves Santo, aunque no ha estado antes en el retablo mayor de este templo. El altar posee curiosos detalles como los ángeles que flanquean al Sagrario y elementos sacramentales como el pan, las uvas, el romero o el trigo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies