La hermandad del Beso de Judas lleva años trabajando en esta propuesta de obras que se hará realidad en el mes de septiembre.

La iglesia de Santiago procederá a realizar las obras con un presupuesto de 400.000 euros. Estas se centrarán, principalmente, en reformar  las cubiertas. Se trata de un edificio que posee tres naves a dos aguas y dos cuerpos adosados de edificios en paralelo que dan a la plaza, por tanto,  las filtraciones de agua de los techos son un problema para la Iglesia.

El nuevo régimen de comodato aprobado por la hermandad en el último cabildo, 13 de julio, permite la firma de un contrato de 50 años más de cesión del templo por parte del Arzobispado hacia la hermandad. Por tanto, la hermandad de La Redención pasaría desde el mes de septiembre en la parroquia de San Ildefonso, templo en el que recibirán culto sus imágenes durante el tiempo en el que se desarrolle la obra y que serían trasladados de manera privada, debido a las condiciones sanitarias actuales.

En un primer momento, el traslado iba a realizarse tras la Semana Santa de 2020, pero se ha visto retrasado por la pandemia. La hermandad recibirá culto en la parroquia a la que pertenece dentro de su feligresía durante los aproximadamente ocho meses que deben durar las obras según el proyecto de restauración. Así, existe la posibilidad que el final de las obras coincida con la llegada de la Semana Santa de 2021 para lo que la hermandad buscaría alternativas para salir el Lunes Santo, en el caso de que las obras no estén terminadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies