LAS VÍSPERAS DE UN SUEÑO

Por Antonio Vázquez Bayón.

La primavera, ha encontrado un nuevo renacimiento en la ciudad de Sevilla, la cual pone su vista y sus ojos en las anchas avenidas de la vieja Ronda Histórica. Recaredo y sus aledaños han teñido sus cielos del blanco inmaculado y el celeste concepcionista entre las flores de papel que cabalgan por las esquinas de las azoteas sevillanas, han ataviado de gran gala sus balcones con colgaduras y gallardetes… y como no, desde el firmamento, todos aquellos que nos precedieron en la vida aguardan emocionados derramar sus lágrimas entre su arrugadas mejillas convertidas en magnas lluvias de pétalos para la Flor más delicada que existe, la que en estos instantes aguarda en la Parroquia de San Roque para soñar con todo lo que acaecerá en las horas venideras.

Nuestra Señora de los Ángeles aguarda su inminente Coronación.

La Virgen, ya aguarda en su paso de palio, un exorno floral magistral y vestida de la mejor forma posible pues la ocasión lo merece, y no iba a ser menos. En su pecho, la representación de todo el pueblo sevillano, sus manos se despojaron del pañuelo que limpiaba su amarga pena para tornarse alegría entre las azucenas como las mismas que el Arcángel San Gabriel le ofrecía a su aparición en el Misterio de la Anunciación y posterior Encarnación del que sería el eterno Redentor de los hombres. Sus sienes están al descubierto, vacías a las espera de que vuelvan a llenarse de vida en los primeros instantes de la jornada de mañana en la Seo hispalense, cuando el Arzobispo de Sevilla don Juan José Asenjo Pelegrina, en el nombre de Su Santidad y el de Roma, corone canónicamente a esta simpar dolorosa del Jueves Santo sevillano aclamando así a los cuatro vientos al repique de las campanas de las Giralda, que una nueva advocación de la Bienaventurada Virgen María ha recibido tan alta distinción eclesiástica.

Hoy, el consuelo y la tranquilidad donde se apoyaban los antiguos esclavos negros traídos desde África, saldrá desde la sede de la Hermandad de San Roque, algo que no acontecía desde 1964. A las 19:00 horas, el cortejo tomará posesión de la urbe para alcanzar su el Templo Mayor por
Plaza de Carmen Benítez, Recaredo, San Esteban, Plaza de Pilatos, convento Santa María de Jesús, Jesús de las Tres Caídas, Plaza de la Pescadería, Cuesta del Rosario, Francos, Placentines, Argote de Molina, Alemanes, Cardenal Amigo Vallejo, Plaza Virgen de los Reyes y entrada en la Catedral a las 22:50 horas por la Puerta de Palos. A su llega, la Señora será posada cuán ave sobre su nido, en el Altar del Jubileo de Laureano.

Detalle del exorno floral del paso de palio de la Virgen de los Ángeles.

La mañana del 18 de mayo, todo se volverá historia viva para ser escritas en los anales de la vida de nuestra hermandades y cofradías en este siglo XXI. Será a las 11:00 horas cuando de comienzo el Pontifical presidido por el Prelado de la Archidiócesis de Sevilla. Durante el transcurso de la misma, Monseñor Asenjo impondrá sobre las sienes de la Virgen la presea que con amor y fervor toda la hermandad, sus hermanos y devotos coronarán a la Santísima Virgen. Ya a partir de las 17:15 horas, Por la Puerta de San Miguel, la Virgen de los Ángeles Coronada retorná a su sede en procesión triunfal extraordinaria por Avenida de la Constitución, Fray Ceferino González, Plaza del Triunfo, Plaza Virgen de los Reyes, Cardenal Amigo Vallejo, Alemanes, Hernando Colón, Plaza de San Francisco, Plaza Nueva, Ayuntamiento, Tetuán, Jovellanos, Sierpes, Sagasta, Plaza del Salvador, Villegas, Cuesta del Rosario, Plaza de la Pescadería, Ángel María Camacho, Plaza de la Alfalfa, Odreros, Boteros, Salés y Ferré, Plaza del Cristo de Burgos, Dormitorio, Alhóndiga, Plaza de San Leandro, Cardenal Cervantes, Santiago, Muro de los Navarros, Guadalupe, Recaredo y entradando de nuevo en la Capilla que lleva su nombre aproximadamente a las 1:00 horas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *