El asesor fiscal Luis Valderrama se ha pronunciado, en una entrevista concedida en exclusiva a Onda Corazón Radio, sobre el caso de las sillas de la Semana Santa. Un evento que, como todos sabemos, fue suspendido por la crisis sanitaria que causó el coronavirus.

Tras conocer hace tan solo unos días la decisión del Tribunal Económico Administrativo, desde Onda Corazón Radio pudimos hablar con Valderrama quien afirma, que el abono de las sillas es una «contraprestación de servicios por parte del consejo»

Además, sobre el tema del IVA, Valderrama no cree que el Consejo de Hermandades y Cofradías se pueda acoger a todos esos preceptos legales «a los que se están intentando acoger para intentar evitar tanto la presentación como la liquidación de este impuesto». Y es que, teniendo en cuenta que el primer trimestre fiscal terminaba el 31 de marzo y que el plazo para la liquidación de impuestos finaliza el próximo 20 de mayo tras la prórroga concedida por el gobierno, el Consejo de Hermandades «debería liquidar el IVA correspondiente a la Agencia Tributaria, puesto que es una actividad claramente sujeta a IVA«.

Sobre la excepción del IVA reclamado por el Consejo 

Según el asesor fiscal, la actividad que Hacienda está reclamando como sujeta a IVA es por «una contraprestación que el Consejo de Hermandades y Cofradías está dando a los ciudadanos de Sevilla. Al fin y al cabo, «se está explotando un suelo público, y esa explotación del suelo publico es una cesión que el Ayuntamiento de Sevilla le hace al Consejo de hermandades», afirma. De esta manera, «lo que se haga con ese suelo corresponde al Consejo y, evidentemente, tiene que dar cuentas a la Agencia Tributaria. Y realmente lo que se está es alquilando un espacio a los ciudadanos de Sevilla».

«En ningún momento creo que existe base legal para esgrimir que están exentos de IVA».

Valderrama lo tiene claro: «si estos ciudadanos hemos pagado todos una base imponible y un IVA por estos abonos, la Agencia Tributaria, lógicamente, tiene que recaudar ese IVA. La actividad que regula la explotación de los abonos y las sillas es una actividad sujeta a IVA. En ningún momento se puede tener la consideración de actividad exenta del IVA«.

El problema es que el Consejo de Hermandades y Cofradías de Sevilla argumenta la excepción del IVA por tratarse de entidades sin ánimo de lucro. Una cuestión que el asesor desmonta rápidamente, pues tiene claro que «el Consejo de Hermandades y Cofradías no es una entidad sin ánimo de lucro» ya que, de ser así «estaría recogida dentro de las organizaciones del mecenazgo que están capacitadas para recibir donativos», como por ejemplo sí ocurre con las hermandades.

¿Contraprestación o donativo?

El hecho de que el Consejo de Cofradías haya querido argumentar en «esta situación anómala» su acogida a la ley del mecenazgo para intentar reclamar como donativos el dinero recibido de los abonos de los ciudadanos es, a ojos de este experto, «un recoveco legal que han intentado buscar» pero que no tiene «ninguna base jurídica, ni legal, ni tributaria».

Y es que, además, «si fuese en concepto de donativos, no se podría aplicar el IVA. Y está claro y demostrado que cuando el consejo ha emitido unos recibos o unos abonos a las personas que hemos pagado las sillas nos han aplicado el IVA». Por ello, es tan simple como que «si nos están aplicando el IVA» hace que sea incompatible con ser un donativo, ya que estos están «exentos de IVA»

«No vale cobrar IVA y después decir cuando me viene mal, para que nos entendamos todos, que esto es un donativo. Si hemos cobrado IVA, tenemos que liquidar el IVA en la Agencia Tributaria»

Se trata de algo que, además, ha sido corroborado por la sentencia del Tribunal Económico Administrativo, que tumbó los argumentos defendidos por el Consejo de Cofradías de Sevilla al afirmar que existe»una relación recíproca entre el Consejo y abonado, donde el Consejo presta un servicio y los abonados pagan un precio«. Se trata del mismo argumento defendido por Valderrama, que coincide al afirmar que se trata de una «contraprestación de servicios la que se le está dando por parte del Consejo de Cofradías a los ciudadanos de Sevilla al alquilarles las sillas para la Semana Santa». Por ello, «al ser una contraprestación de servicios tiene que tributar por IVA«. De esta manera, Valderrama se muestra contundente al afirmar que «en ningún momento creo que existe base legal para esgrimir que están excentos de IVA».

«Debe cumplir con sus obligaciones tributarias como un ciudadano y como una empresa más». Y cree que tanto los entes públicos como las asociaciones y entidades relacionadas con ellos «son los primeros que deben de dar ejemplo».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies