Málaga, a 18 de  febrero de 2021

  • La ceremonia religiosa tendrá una especial significación en favor de los sectores sociales más afectados por la pandemia
  • Piezas musicales de gran valor artístico, dedicadas a la histórica imagen, han sido rescatadas para ser interpretadas y algunas estrenadas en la celebración

    Bajo la presidencia del Santo Cristo de la Salud, Patrón y Protector de Málaga y su Consistorio, el próximo viernes 19 de febrero, a las 19:00 horas tendrá lugar a modo claustral en la S. I. Catedral, con la presencia del obispo de la Diócesis, Jesús Catalá, el Vía Crucis de Rogativa que la Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Málaga organiza cada primer viernes de Cuaresma.

    DESDE 1945 EL SANTO CRISTO DE LA SALUD NO ES LLEVADO A LA CATEDRAL

    La histórica imagen del Santo Cristo de la Salud, obra del escultor turolense afincado en Málaga, José Micael Alfaro (1595-1650), es propiedad del Ayuntamiento desde 1649, año en el que fueron tributados los referidos honores eclesiásticos y municipales “tras haber librado de una espantosa epidemia de peste a la ciudad de forma milagrosa”.

    La última vez que la sagrada talla estuvo en la catedral aconteció en 1945, con motivo de una extraordinaria rogativa que, propuesta por el entonces obispo Balbino Santos Olivera, procuró mediante la celebración de un triduo una doble petición: “lluvia para los campos y paz para los pueblos”.

    La decisión del acuerdo sobre la presidencia de Vía Crucis en favor de la legendaria imagen tuvo lugar durante la sesión ordinaria que la Junta de Gobierno de la Agrupación de Cofradías celebró el pasado 15 de diciembre.

    Fotografía histórica de la salida procesional que en 1945 fue objeto el Santo Cristo de la Salud, tras celebrarse un triduo en la Catedral en rogativa de lluvia para los campos y de paz para los pueblos.

    Dadas las circunstancias de seguridad sanitaria establecidas ante la pandemia, la ceremonia religiosa tendrá carácter íntegramente claustral, no efectuándose el tradicional cortejo de traslado de ida con la imagen en cuestión -en esta ocasión sería desde la Iglesia del Santo Cristo a la Iglesia de San Julián y de ésta al templo catedralicio, ni tampoco la preceptiva procesión de vuelta-, ya que en un primer momento la venerada talla será llevada a la catedral un día antes para ser puesta en unas sencillas andas, propiedad de la Cofradía de Estudiantes, y sobre ellas presidir la ceremonia religiosa a hombros de seis portadores, los cuales serán relevados por un segundo turno al efecto.

    Altar instalado en la Plaza de la Constitución (década de los años 80 del pasado siglo) para conmemorar la celebración del Corpus Christi, siendo presidido en su capilla central por la imagen del Santo Cristo de la Salud.

    LIMITACIONES DE AFORO Y EXTRAORDINARIO DESPLIEGUE TELEVISIVO EN DIRECTO

    El acto catedralicio estará sujeto a las pertinentes y rigurosas limitaciones de aforo, tanto en relación a la presencia de fieles y de oficiantes eclesiásticos, como de participantes lectores y musicales, al igual que medios de comunicación, pudiendo asistir dos personas por cada hermandad agrupada y una representación del Ayuntamiento de la ciudad (con pendón incluido), en base al patronazgo que el Santo Cristo de la Salud posee sobre la ciudad y su Consistorio.

    Precisamente, para contrarrestar la limitación de aforo establecida en la catedral y así trascender públicamente la celebración, la ceremonia del Vía Crucis va a ser transmitida en directo por cuatro televisiones (PTV-Málaga, 101-TV, Canal Málaga  RTV y 7 TV-Málaga) gracias al acuerdo conjunto que -también con Canal Sur TV-, se alcanzó recientemente de cara a ofrecer programaciones especiales sobre los más destacados actos cofrades a tener lugar durante la presente Cuaresma.

    Con relación al Vía Crucis en sí, las catorce estaciones estarán complementadas con textos/reflexiones dedicados de manera especial hacia aquellos sectores sociales que más están viéndose afectados por la pandemia (sanitarios, enfermos y familiares, capellanes, cuerpos y fuerzas de seguridad, docentes, desempleados, familias sin recursos, etc.), siendo en su mayoría profesionales de dichos sectores y personas que han sufrido o sufren de manera cercana graves consecuencias del Covid los encargados de oficiar las respectivas lecturas.

    Fotografía de finales del S.XIX y litografía de 1895.

    DETALLES QUE ACOMPAÑARAN AL SANTO CRISTO DE LA SALUD

    Por lo que a la imagen se refiere, para esta relevante ocasión se han propiciado una serie de iniciativas y de detalles en torno a ella, los cuales van a realzar su extraordinaria presidencia de la ceremonia:

    – Ráfaga con potencias realizada en plata de ley por Francisco Bueno Comarcada, datadas a principios del siglo XIX.

    – Pareja de ángeles pasionarios del taller antequerano de Diego Márquez (último tercio del siglo XVIII), cedidos generosamente por la Archicofradía de la Humildad, de Archidona. Irán colocados a los pies del Señor, en el frontal delantero superior de las andas, sujetando los cordones del cuello y así simbolizar que guían a Cristo en su Pasión camino del Calvario y, por tanto, hacia la redención del género humano a través de su muerte.

    – En el frontal de las andas irá un relicario/ostensorio de plata que contiene un esmalte de la Inmaculada Concepción (siglo XVIII), propiedad del Cabildo Catedral, pieza proveniente del antiguo Colegio Jesuita, cuya iglesia (de San Sebastián), sita en calle Compañía, es el actual templo donde se venera el Santo Cristo de la Salud.

    – Cíngulo de cuello y manos, perteneciente a Ntro. Padre Jesús de la Salud, imagen que se venera en la Iglesia Virgen Milagrosa y San Dámaso Papa.

    – Calavera detrás de la imagen, a sus pies. Viene a simbolizar la muerte, que es vencida gracias al sacrificio salvífico de Cristo, que derrama su sangre y su carne, lavando con la misma el pecado original del género humano que nos llevó a la muerte y, por consiguiente, con su sacrificio Cristo vence y nos otorga la vida eterna (especial atención, en efecto, a su espalda, que deja ver las costillas por efecto del impacto del flagrum romano).

    – Pureza de damasco morado del siglo XIX, con bordados en plata realizados por el malagueño Antonio Moreno, bajo diseño personal.

    – Broche de orfebrería para el cíngulo, realizado por el orfebre Raúl Cejas (Puente Genil), regalo de unos devotos.

    – Flores de talco para el nudo de la pureza, del taller de Santa Conserva. Este aditamento, que en la actualidad solo mantiene y luce la imagen patronal, fue muy popular en la estética cristífera malagueña durante el s. XIX. Simboliza la pureza del cordero ofrecido en sacrificio, que florece al regar su perixoma con su sangre.

    – Dos anforitas pertenecientes al trono del Stmo. Cristo Resucitado, obra del orfebre Miguel Ángel Martín (Fuengirola)

    Cartel anunciador del Vía Crucis de Rogativa editado por la Agrupación de Cofradías.

    RESCATADO UN EXTRAORDINARIO PATRIMONIO MUSICAL

    Mención especial cobrará el apartado musical de la celebración, contándose con la participación de la Capilla “Maestro Iribarren” (compuesta por 11 instrumentistas), siendo dirigida por Antonio del Pino, organista segundo de la catedral, y el solista principal Luis Pacetti (tenor). Igualmente intervendrán los solistas Alba Chantar y Lourdes Martín (sopranos) y Mauricio Yamamoto (barítono), así como 6 componentes del Coro de la Catedral, agrupación que por limitaciones de aforo la totalidad de sus miembros no puede actuar.

    Para tan especial ocasión se han rescatado importantes composiciones pertenecientes al patrimonio musical histórico del Santo Cristo, datadas entre los siglos XVIII y XX, algunas de las cuales se conservan en el Archivo Capitular de Música de la Catedral. En concreto, entre otras obras se interpretarán dos “Gozos” al Cristo de la Salud, del compositor malagueño del siglo XIX Juan Bautista Cansino Antolínez, unas coplas dedicadas a la imagen del también afamado músico malagueño del mismo periodo Eduardo Ocón y la composición contemporánea a estrenar “Himno al Santo Cristo de la Salud”, creada por el compositor y devoto de la imagen Francisco Jesús Flores Matute.

    UN CARTEL HECHO SOBRE UNA HISTÓRICA LITOGRAFÍA

    Asimismo, de cara a la promoción y difusión del Vía Crucis, se ha editado un cartel especial que reproduce una histórica litografía de Francisco Mitjana Doblas, fechada entre 1852 y 1860, pudiendo ser considerada de las litografía más antiguas de las que se tienen constancia sobre la imagen del Cristo.

     

     

    Nota de prensa de la Agrupación de Cofradías de Málaga

Por JAVIER SERRATO

Director gerente del grupo empresarial Brand Leader Comunicacion SLU.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies