Respaldo unánime de los hermanos para prorrogar por un año la Junta de Gobierno de la Hermandad de la Estrella.

Sevilla, 11 de julio de 2019.

Como informábamos ayer, la Junta de Gobierno de la Hermandad de la Estrella habia convocado a sus hermanos a un Cabildo extraordinario, que se celebró anoche y que tenia como único punto del orden del día el parecer del Cabildo General sobre la solicitud de dispensa de la regla 42 para prorrogar el mandato de la junta de gobierno durante un año con motivo del desarrollo de las obras que se están en la capilla de la hermandad.

Los hermanos resolvieron de manera incontestable a la solicitud de dispensa otorgando su voto favorable la unanimidad de los presentes.

En junio de 2018 el Cabildo General de la Hermandad de la Estrella, , aprobó por mayoría absoluta en primera votación la propuesta de ampliación y reforma de las dependencias presentada por la Junta de Gobierno, por un resultado de 330 votos a favor de un total de 472 sufragios emitidos, frente a 134 en contra y 8 en blanco. El proyecto, nacido del estudio la cooperativa arquitectos, y dirigido por Manuel Heredia Martínez, responde a las necesidades tanto de culto como de vida interna planteadas por la Hermandad en los últimos años, interviniendo tanto en la capilla como en la casa-hermandad.

Conforme al proyecto se pretende liberar espacio y ampliar la Capilla de la Virgen de la Estrella aprovechando la unidad funcional de ambos inmuebles. Para ello, se contempla la apertura de una nueva nave paralela a la actual capilla y mediante una viga de gran canto estructural, que sirva de cimbra de los arcos existentes, liberar el espacio en planta baja, conformando un espacio común, visual y funcionalmente.

El centro litúrgico de la Capilla lo protagonizará el Lignum Crucis cuyo relicario se insertará en una pintura mural que ha proyectado el pintor Raúl Berzosa. Se ha proyectado también sendos camarines protegidos para las imágenes, un columbario a los pies del Cristo de las Penas y la creación de un coro a los pies de la nueva nave sobre el que se ubicarían los confesionarios.

Como pieza vertebradora de la intervención en la casa-hermandad se ha proyectado un núcleo de comunicación abierto que funcionará como “atrio” de recepción a los hermanos. Cuenta con un ascensor de alta capacidad y escalera volada. Se contempla este espacio como un lugar de exposición permanente de determinadas piezas textiles de gran valor que posee la Hermandad. Igualmente se han adoptado las medidas oportunas de accesibilidad.

En la planta primera se han ubicado los espacios destinados a la administración de la hermandad,  así como el salón de actos multiusos con capacidad máxima para 160 personas. Para resolver el problema de la ventilación e iluminación de los despachos interiores se han abierto patios hasta este nivel, que serán accesibles desde dichas dependencias. La separación de este salón del resto de la planta se realiza mediante vitrinas de doble cara,donde podrá apreciarse el patrimonio expuesto desde ambos espacios.

En la planta segunda se distribuyen los espacios destinadas a priostía, y una sala donde podrán desarrollarse actividades al aire libre.

Finalmente se plantea una cubierta transitable con mayor capacidad que la terraza de la 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *