El pasado domingo, coincidiendo con el día de la Ascensión del Señor y la festividad de María Auxiliadora, el Santuario de la hermandad de los Gitanos vivió un momento muy especial.

Y es que, algunos de los sanitarios que trabajan en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Virgen del Rocío, ofrecieron al Señor de la Salud y a la Virgen de las Angustias los equipos con los que han estado y seguirán trabajando para salvar vidas.

Tras la misa, se produjo un emotivo aplauso de reconocimiento tanto a ellos como a todos los sanitarios que se dejan la piel día tras día para ayudar a los demás.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies