Un milagro llamado Nelson Yepes

Por Carlos Rodríguez. Nelson Yepes estaba condenado a muerte. Este colombiano de 55 años sufrió en 2003 una pancreatitis mortal de toda necesidad. Desahuciado por los médicos a los que acudió, que poco o nada podían hacer por él, y con la parca irreversible esperando a la vuelta de la esquina, Yepes concentró su instinto de supervivencia en la figura de María Emilia Riquelme, a quien dedicó las oraciones para salvar la vida.

Con motivo de la beatificación de la granadina, Yepes, su hermana Emilia, su esposa Aldanari Molina y Samuel Blanco, el doctor que trató su enfermedad, se encuentran en Granada para presenciar el anhelado momento en el que Riquelme sea reconocida mundialmente por su milagro.

En la rueda de prensa celebrada ayer Yepes declaró: «Ha sido un orgullo para mí haber sido elegido por Dios». De la intervención de la fundadora de la Congregación de la Misioneras del Santo Sacramento y María Inmaculada Yepes aseguró que fue «lo mejor que me ha pasado en la vida».

La ceremonia de beatificación de María Emilia Riquelme y Zayas tendrá lugar en la Catedral de Granada el próximo sábado 9 de noviembre a las 11 horas. La ceremonia estará presidida por el prefecto para las Causas de los Santos, monseñor Giovanni Becciu. Participarán en el evento en torno a 270 voluntarios y se espera la asistencia de unas 4.500 personas.

Sé el primero en comentar en «Un milagro llamado Nelson Yepes»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*