UN REZO CONVERTIDO EN SEVILLANA.

Por Antonio Vázquez Bayón.

Hace casi dos años que nos separan, desde aquel instante en el cual, nuestro Prelado impusiera sobre las sienes de la Virgen de la Salud la presea para realzar aún más si cabe que la devoción de la Dolorosa del Tardón pudiera alcanzar los confines del mundo hasta llegar a Roma, por ser coronada canónicamente bajo la emoción y las lágrimas de todos sus hermanos, fieles y devotos y aquellos que marcharon a las alturas y en un balcón del Cielo, proclamaran la buena nueva a los cuatro vientos.

(Jesús Hurtado Palomo).

Posteriormente, fue Sevilla y el barrio de Triana quienes dictaron las horas en la procesión extraordinaria triunfal de regreso hacia la Parroquia de San Gonzalo realizando un recorrido inusial e insólito por sus callejones y plazoletas.

Pero quizás, una de las vivencias más hermosas que se recuerdan de esta efeméride, fue la llegada de la Santísima Virgen al ecuador de la calle Rodrigo de Triana donde un ilustre caballero a modo de milenario trovador puso sus cuerdas vocales, las del cantante y artista Jesús Hurtado Palomo uno de los sonidos más bellos en forma de rezo por sevillanas, bajo las composiciones y letras de un magno poeta, Francisco José Pavón.

(Francisco José Pavón).

Pero ¿de dónde procede tanta dulzura, tanto compás o sentimiento? ¿Cómo han podido obrar el que es considerado como uno de los himnos populares dentro de la corporación del Barrio León dentro del Lunes Santo? Este equipo de »El Diario Cofrade» desvelará todos los enigmas que guardan tras aquella ya madrugada del 15 de octubre de 2017 mañana, 26 de marzo a partir de las 19:00 horas en directo desde la Onda Corazón de la 104.2FM o bien desde www.ondacorazon.es.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *