Sevilla, a 3 de septiembre de 2022

En el día de ayer fue bendecido el nuevo retablo dedicado a María Santísima Madre de los Desamparados,  titular Mariana  de la Hermandad de la San Esteban de Sevilla. El acto  corrió a cargo del director espiritual de esta cofradía del Martes Santo, José Robles Gómez. La Dolorosa fue colocada en este de forma privada, cerrándose miestras tanto el templo s.

En este acto intervino el actual hermano mayor de esta corporación, Luis Tovaruela Díaz,  y en el que se encontraba entre los presentes  el anterior hermano mayor, Jesús Bustamante, en cuyo mandato se inició la ejecución del altar. Con posterioriad,  intervinieron  los autores de la obra, el tallista Pedro Benítez Carrión y el dorador Enrique Castellanos.

En la memoria técnica realizada por los autores del retablo se da cumplida explicación del mismo, señalando que la idea base del proyecto de retablo para María Stma. Madre de los Desamparados fue el antiguo retablo donde se daba a la imagen culto en la Iglesia de San Esteban, una obra de estilo neoclásico adaptada para el retablo de la Titular.

Sobre esa base estructural, se ha introducido más riqueza y arquitectura, así como una mayor amplitud en el camarín de la Virgen. Otro elemento que se ha introducido es la pequeña capilla en la predela o primer cuerpo del retablo, justo debajo de la Virgen.

El retablo resultante es de una mezcla entre el estilo neoclásico y el neobarroco-

Sobre un banco que preside el escudo de la Hermandad, se sitúa el primer cuerpo o predela, decorado con tableros de talla enmarcados por molduras, lugar donde se ubica la pequeña hornacina en miniatura que antes hemos referido.

Sobre este primer cuerpo se asienta la peana de la imagen, y las columnas exentas de orden corintio, que flanquean a la Titular. Ya delimitando este primer cuerpo, una pilastra decorada por una guirnalda. Tanto la columna como la pilastra sostienen una primera línea de entablamento, friso y cornisa, menor, sobre la que asienta otro cuerpo, mediante ménsulas que sostienen otra cornisa “mayor” que remata en un frontón curvo rebajado, con un escudo con el anagrama mariano, rematado en corona.

Estos dos órdenes arquitectónicos superpuestos dejan espacio al camarín central, compuesto por un arco de medio punto rebajado que aparece rehundido para dejar espacio a la imagen, con todos los tableros de fondo compartimentados con molduras y tallados con bajo relieve para no estorbar el espacio de la imagen ni abrumar con excesiva decoración el fondo que la enmarca.

Sendos bocelones o “arbotantes” delimitan el retablo en su primer cuerpo por uno y otro lado, y otros dos arbotantes menores o volutas enlazan la primera línea de cornisa con la segunda.

Con unas medidas, de 3,40m de ancho x 5,50 de alto aproximadamente, está realizado en madera de cedro, para molduras y partes talladas, tableros fenólicos para fondos y tableros de superficie y madera de pino Flandes para bastidores interiores.

Terminación en oro de ley de 23/3/4 quilates, con partes estofadas.

Fuente, Hdad de San Esteban

Por JAVIER SERRATO

Director gerente del grupo empresarial Brand Leader Comunicacion SLU.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies